Onda

 
Síguenos en:
  • Comparte en:
Museos - Onda
Seleccionar "Museos" de otros municipios
Municipios de la provincia
Municipios
Museo de Ciencias Naturales y Convento "El Carmen"
Pulse sobre la imagen ampliada para descargarla.
Localización:
loading map...
Pulse sobre el icono para abrir la información.
Convento del Carmen
12200 Onda
Teléfono: 964 600 730

Horario:
 Septiembre a mayo de 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 19:00h

Junio, julio y agosto de 9:30 a 14:00h y de 15:30 a 20:00h

Lunes cerrado (excepto festivos)

Periodo de cierre del 22 de diciembre al 07 de enero ambos inclusive.

Precios: Adulto 4,50€ // niños, jubilados y grupos 3,30€


Cómo llegar:
Se encuentra a 2 Km. del centro urbano de Onda
  Museo de Ciencias Naturales
y Convento "El Carmen"



Sobresalen y sorprenden las colecciones de los mundos vegetal, animal y mineral que cuentan con más de diez mil ejemplares que se exhiben a lo largo de sus tres plantas donde podremos realizar un exhaustivo y didáctico recorrido por los cien dioramas que nos muestran los múltiples hábitats de los tres reinos, así como la evolución de la materia del cosmos hasta hoy.

Destacan las más de 2.000 especies de mamíferos, aves, peces, reptiles, crustáceos y batracios, así como las cerca de 1.000 especies en la sección de entomología, más de 1.500 plantas, 2.000 minerales y más de 500 fósiles, e igual número en la sección de malacología. También se muestran medio centenar de piezas anatómicas y osteológicas.

Convento:

El Convento de El Carmen de Onda es el Santuario Nuestra Señora de la Esperanza, a la cual tenían los ondenses fuerte devoción. Según cuenta la tradición, a mediados del siglo XIII vivía en Onda un rico musulmán en el mismo lugar que ahora ocupa el Santuario de la Virgen de la Esperanza. Tenía una hija bellísima a la que amaba con locura. Al dar a luz su primer hijo, murió. Su padre para perpetuar su recuerdo, hizo que un escultor del lugar esculpiera una estatua lo más parecida posible a su hija, incluso en estado de gestación. Aquel buen padre, una noche, mientras dormía vio en sueños la imagen resplandeciente, ceñida de una corona y como un sol que se posaba en su vientre. Despierto, continuó contemplando la misma visión y otro tanto sucedía a muchos cristianos y musulmanes que acudían a su casa. El musulmán y otros de su religión se convirtieron al cristianismo. Corrió la voz del hecho milagroso en la población y con la aportación de todos se levantó una sencilla y reducida ermita dedicada a la Virgen de la Esperanza.

Desde entonces empezó a ser venerada, en aquel lugar, la que después sería elegida como Madre y Patrona de la villa a principios del siglo XVI. Esta tradición fue recogida en un apaisado lienzo que cubría toda la parte de la pared del Evangelio de la capilla mayor que pudo verse hasta la desamortización de Mendizábal.

El convento fue construido sobre una antigua ermita, que según Pascual Madoz, dataría del año 1328 y que los Carmelitas la reedificarían alrededor del año 1437. Hasta el año 1835 funcionó como convento y fue en este año cuando fue abandonado por exclaustración. El año siguiente, en 1836 sufrió un incendio y no fue restaurado de nuevo hasta el año 1879.

Las sucesivas construcciones no permiten tener una imagen clara del conjunto, del que destacan la iglesia primitiva y su campanario, así como la iglesia moderna y su correspondiente torre. Entre ellas un largo cuerpo de edificio de celdas y dependencias de la comunidad y, al otro lado de la iglesia, el Museo.

De la iglesia primitiva quedan tres tramos, habiéndose derribado los restantes tras su destrucción en 1836. Fue utilizada de nuevo en 1880 hasta la construcción del nuevo templo.

La iglesia nueva es de estilo neogótico, de una nave, con cinco capillas laterales y coro sobre el acceso. Interiormente es construcción de bastante elevación, toda de mampostería y ladrillo. En la capilla quinta del lado del Evangelio existe, sin embargo, un arco de sillería de traza gótica, embutido en el muro, que pudiera ser uno de los escasos restos de las construcciones primitivas del Convento.