Síguenos en:
  • Comparte en:
Municipios de la provincia
Municipios
Actualidad
Actualidad Noticias
Canet lo Roig, olivos milenarios del Maestrat, aceite de leyenda



Los olivos milenarios de Canet lo Roig, algunos de más de 2000 años, siguen produciendo un extraordinario aceite año tras año.

Canet lo Roig, situada en la comarca del Baix Maestrat, posee una larga tradición en la producción de extraordinarios aceites, prueba de ello son los majestuosos olivos, algunos de ellos con más de 2000 años de antigüedad, que cada año nos obsequian con un aceite único.

Estos olivos de la variedad “farga”, son árboles monumentales que con sus seis u ocho metros de perímetro de tallo, acumulan más de mil e incluso dos mil años de existencia. Lo verdaderamente admirable de la olivera farga estriba en haberse mantenido viva a lo largo de estos dos mil años, lo cual implica necesariamente, entre otras cosas una perfecta adaptación a este terreno y clima, circunstancias que no son constatables en otras variedades diferentes a la farga. No obstante, si importante ha sido la adaptación para la longevidad de esta árbol no menos lo es el mérito extraordinario de nuestros agricultores que desde tiempo inmemorial han sabido cuidarlas con el esmero y el cariño necesario para que todavía hoy se mantengan vivas y para que nos sobrevivan mucho más que otros dos mil años.

Para que un olivo sea milenario, ha de tener un perímetro mínimo de 3,5 metros, medido a 1,30 metros desde el suelo. Muchos de estos olivos alcanzan perímetros de 6 (bimilenarios) e incluso 9 metros. Con esto se pueden hacer una idea de la grandiosidad y majestuosidad de los olivos milenarios del Maestrazgo. En ningún otro lugar del mundo existe tal densidad de estos árboles.

El aceite que producen estos olivos es simplemente extraordinario, cuando lo degustamos no sólo paladeamos el sabor de la larga historia de estos olivos, sino que también probamos el fruto del trabajo de los agricultores del Maestrat que, con oficio artesanal, cuidan que este aceite sea único e incomparable.

Además en Canet lo Roig existe una variedad propia de olivos la “canetera” que también produce un aceite con un sabor y propiedades diferenciadas de otras variedades de aceitunas. Si probamos un aceite elaborado con esta variedad única estaremos ante un producto que muy pocos tienen la oportunidad de degustar y disfrutar.

En Canet lo Roig podemos comprar estos aceites tanto en la Cooperativa Agricola San Isidro como en el Restaurante Miralles de la localidad, allí podremos encontrar los aceites elaborados por la Cooperativa y los que elabora la empresa “Olivos Milenarios del Maestazgo”, estos últimos también se pueden conseguir a través de la web: http://www.oliveoilk.com Este aceite de Olivos Milenarios tienen el reconocimiento de "Baluarte SlowFood", siendo uno de los 8 baluartes que tiene España y el primer aceite de oliva virgen extra que fue catálogado como tal en todo el mundo.

Pero además de poder degustar el aceite de Canet lo Roig, también podemos maravillarnos paseando entre estos olivos milenarios; para ello en la población podemos seguir tres rutas en las que podemos encontrar estos olivos majestuosos que generan un paisaje único: la “Ruta de los Olivos Milenarios”, de 5,5 km de longitud, y la “Ruta de la Sierra de Sant Pere”, con un itinerario de 12 km y la “Ruta del río Cervol y sus molinos”, de 15 km de recorrido, en todas nos encontraremos con estos imponentes olivos y con extraordinarios olivares que ahora comienzan a dar su fruto, por lo que paseando entre ellos también podremos contemplar las tareas propias de la recogida de la aceituna.
Pero además del extraordinario paisaje que encontramos en el término municipal de Canet lo Roig, en su casco urbano podemos realizar un agradable paseo en el que nos encontraremos con edificios singulares como la iglesia-fortaleza de Sant Miquel, el palacio “dels Capellans”, la ermita del Calvario, …

A poca distancia de la población encontramos la ermita de Santa Isabel que con la monumental “sénia de Marimó” forman un espacio que merece la visita, como también lo merecen las fuentes que se reparten por el término municipal de Canet lo Roig, entre las que destacamos la Fuente Romana de Vilagrós, testigo de la historia y del paso de la cultura romana por estas tierras.

Así pues una visita a Canet lo Roig nos acercará a una parte fundamental de la historia de nuestra tierra y a un paisaje extraordinario dominado por los olivos monumentales y milenarios que, testigos del paso del tiempo, cada año nos ofrecen su excelente fruto, del cual debemos sentirnos privilegiados por poderlo saborear después de cada cosecha que en estos días tiene su inicio.