Feria Medieval de Onda, 10 a 12 agosto 2018


Este fin de semana Onda regresa al medievo

Desde mañana hasta el próximo domingo, el castillo de la localidad será el epicentro de las actividades de la Feria Medieval

Del 10 al 12 de agosto Onda regresará a la época medieval. El Ayuntamiento de Onda organiza un año más una exitosa feria, la única en toda la provincia de Castellón que se celebra en el interior y los alrededores de un castillo, y este año con el mayor mercado medieval jamás organizado, con más de 60 puestos que ofrecerán talleres participativos. Durante los tres días, el propio castillo y el centro histórico de la localidad serán testigos de excepción y se engalanarán para recibir a las miles de personas que se acercarán a vivir una experiencia única en un marco incomparable.

Desde la apertura el viernes por la tarde con el pregón, tanto ondenses como visitantes podrán disfrutar de más de 50 actividades. Justas de caballeros, pasacalles de caballeros templarios y moros, espectáculos de fuego, actuaciones musicales, actividades infantiles, exhibiciones de cetrería o charlas didácticas... sin olvidar las animaciones itinerantes que darán vida al tradicional mercado y trasladarán a todos los asistentes que se acerquen a un ambiente especial que se podría haber vivido en la Edad Media de la mano de personajes historicos ondenses como Zayyan Ibn Mardanish, último rey moro de Valencia, o Ibn al Abbar destacado poeta que trasladó su admiración por la bella madina de Onda a sus creaciones literarias. Esta programación, añadida al encanto, la caracterización de las calles y su entorno único, convierten la Feria Medieval de Onda en un evento indispensable para disfrutar de esta ciudad de una forma diferente.

Todos los actos en: Feria Medieval de Onda 2018

Pero no sólo la organización se vuelca con la feria. También lo hacen los vecinos, dando muestra de su hospitalidad, y en especial las asociaciones locales que se implican en la misma, como la 'Associació de Cavallers Medievals Onda', la 'Escola Municipal de Teatro' u 'Hosturionda', cuyos asociados aprovecharán para preparar menús especiales para la ocasión y mostrar la indudable capacidad gastronómica de los locales de la ciudad. Onda está preparada para recibir a miles de visitantes como en años anteriores, e incluso superar las cifras de récord de 2017, cuando muchos de los negocios de hostelería local llegaron a colgar el cartel de lleno en más de una ocasión, muestra del gran impacto económico que tiene la Feria en los comercios de Onda.

Lejos de conformarse con el público conseguido en ediciones anteriores, la Feria apuesta por seguir creciendo y hacer llegar el evento cada vez a más personas. Por este motivo, el área de Dinamización Económica del consistorio ha seguido participando en distintas ferias del sector para promocionar este importante evento y, al mismo tiempo, dar a conocer el enorme patrimonio cultural y natural del que Onda dispone y aprovechar estos días en los la ciudad se transporta a otra época para mostrar todo lo que la esta ofrece a cuantos la visitan.

Para ello, además de poder disfrutar del encanto de la ubicación y de las actuaciones más vistosas, en esta edición se apuesta por una programación continua que no deje al visitante ningún instante sin disfrute. Desde las 19 horas del viernes hasta las 22.30 horas del domingo, la acción es itinerante y se va adaptando cada punto del día a un público más afín, pero sin prácticamente descanso para que la experiencia sea lo más agradable e intensa posible. Entre todas las actividades, las justas a caballo junto al castillo de cada noche, suele ser el evento que más atracción desata, tanto por la espectacularidad de las actuaciones en sí, como por el entorno en el que se realiza, con los muros de la fortificación como testigos de excepción.

Un año más, desde la organización, con la celebración de la Feria Medieval, se invita a los asistentes a pasear por la rica historia de esta antigua población, a disfrutar de las mejores vistas desde su impotente castillo, pasear por su centro histórico declarado bien de interés cultural, saborear su rica gastronomía y contagiarse de la calidez de su gente; pues Onda ofrece muchas posibilidades: historia, arte, tradición, … para disfrute de todos los visitantes.