Actualidad

31-12-2020

El Camino del Cid en la provincia de Castellón forma parte de la gran ruta BTT de 1.500 km para recorrer España de noroeste a sureste

31-08-2018

El Castillo de Peñíscola se dota de nuevas infraestructuras

30-08-2018

“Castellón Junior”, el programa de vacaciones para jóvenes de la Diputación

30-08-2018

Gran éxito de la tercera edición de “Castellón Senior”

30-08-2018

Las playas de la provincia de Castellón lucen las Banderas Azules a la calidad medioambiental

30-08-2018

Nueva ruta a Polonia desde el Aeropuerto de Castellón

30-08-2018

Morella, Peñíscola y Vilafamés en “Los pueblos más bonitos de España”

El Castillo de Peñíscola se dota de nuevas infraestructuras

 

La Diputación de Castellón, con una inversión de 300.000.-€, rehabilita el Faro de Peñíscola como centro de visitantes del Castillo del Papa Luna.

 

 

Tras  la cesión del faro para los próximos 35 años por parte de Puertos del Estado, la administración provincial ha sumado un nuevo recurso a la experiencia turística que ofrece el Castillo de Peñíscola haciendo del faro un moderno centro de atención al servicio de los castellonenses y de los más de 300.000 visitantes que disfrutan cada año de este icono turístico provincial.

 

De este modo, se han duplicado los puestos de atención al público centralizando la venta de entradas y guías en un mismo espacio y liberando espacio en el fortificación peñiscolana, permitiendo la visita a la práctica totalidad del castillo y parque de artillería al acomodar los almacenes y la administración en la zona superior del faro donde también se encuentra una sala polivalente para reuniones de hasta 15 personas.

 

Con esta actuación el Castillo de Peñíscola ganará en comodidad para sus visitantes que podrán obtener con la visita a todas sus salas una experiencia aún más satisfactoria.

 

Recordar que el Castillo de Peñíscola es una fortaleza levantada por los templarios entre 1294 y 1307, cuando la Orden ya estaba a punto de extinguirse. En esta última etapa, sabedores de su debilidad, la debieron levantar pensando en que se convirtiera en su último refugio.

 

El castillo fue extremadamente importante durante el “Cisma de Occidente” pues fue sede Papal cuando dio cobijo a Benedicto XIII “el Papa Luna” que pasó en esta fortaleza sus últimos años, entre 1411 y 1423, transformando el castillo en palacio pontificio y defendiendo su legitimidad como Papa hasta su muerte.

 

El castillo puede visitarse de forma libre, disponiendo de audioguías en diferentes idiomas, o mediante visitas guiadas gratuitas también en diferentes idiomas. 

 

Además, durante todo el año, en las salas y terrazas del Castillo de Peñíscola se programan numerosos ciclos de conciertos, opera, actuaciones teatrales, cine, etc., que hacen de este extraordinario monumento un un contenedor cultural de primer orden.

 

Toda la información sobre el Castillo de Peñíscola en: http://castillodepeniscola.dipcas.es/