# # # # # #

Paraje Natural Municipal El Rivet


Benassal



Declarado por Acuerdo del Consell de la Generalitat de fecha 4 de marzo de 2005, el Paraje Natural Municipal El Rivet, con una superficie de 16,00 ha, se localiza en el término municipal de Benasal en la provincia de Castellón.

El Paraje Natural Municipal “El Rivet” se encuentra emplazado en las estribaciones más orientales del Sistema Ibérico externo o aragonés, en la vertiente septentrional del cerro de Sant Cristòfol, con una orientación predominante N-NW. A unos 900 metros de altitud, ofrece bellas panorámicas de las impresionantes montañas maestracenses, un inmenso paisaje de muelas y barrancos por los que circulan encajados ríos y ramblas de gran belleza.

Sometido al denominado clima de montaña del noroeste de Castellón, es uno de los sectores más lluviosos y fríos de la Comunidad Valenciana, beneficiandose diversos tipos de precipitaciones: las causadas por situaciones frontales con vientos de componente oeste, las originadas por temporales de levante y las favorecidas por la orografía local.

La vegetación dominante en el Paraje es un robledal adehesado de quejigos o robles valencianos (Quercus faginea) caracterizado por la presencia de ejemplares singulares de gran porte, entre los que se encuentran cuatro ejemplares (dos robles valencianos, una carrasca y una hiedra) considerados “monumentales” e incluidos en la guía de “Árboles y arboledas singulares de las comarcas de Castellón”.

Intercalados en el robledal se distinguen ejemplares de carrasca (Quercus rotundifolia) y, conformando el sotobosque, espinos blancos (Crataegus monogyna) y rosales silvestres (Rosa sp.). El estrato herbáceo presenta una elevada cobertura con especies endémicas del ámbito iberolevantino, como la violeta (Viola wikommii), la escabiosa mordida (Succisa pratensis) o las orquídeas Listera ovata y Dactylorhiza elata subsp. sesquipedalis, lo que motivó la declaración de una supercicie de 2,40 ha como microrreserva de flora.

En cuanto a la fauna del Paraje Natural Municipal, debido a la presencia de diversos manantiales y zonas encharcadas, los anfibios se hallan muy bien representados por epecies como el gallipato (Pleurodeles waltl) o los sapos común (Bufo bufo) y corredor (Bufo calamita). En los ejemplares maduros de quejigos y carrascas, nidifican especies de aves como el trepador azul (Sitta europaea), el cárabo (Strix aluco) y el pico picapinos (Picoides major), albergando también en sus huecos poblaciones de algunos de los murciélagos más raros en el ámbito regional como son el murciélago de bosque (Barbastella barbastellus) y el nóctulo pequeño (Nyctalus leisleri). La aparición del jabalí (Sus scrofa) o el zorro (Vulpes vulpes) son frecuentes en los alrededores del espacio protegido.

El Paraje ofrece al visitante la posibilidad de pasear y realizar actividades en plena natrualeza, en un entorno inigualable con espectaculares variaciones estacionales de su paisaje.
 

Más información en:

http://www.agroambient.gva.es/