Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

Oropesa del Mar / Orpesa

A lo largo de su historia, Oropesa del Mar, con su situación estratégica, ha sido foco de atracción de muchas culturas que han pasado por la Península. Del paleolítico datan los primeros asentamientos humanos, constatados por restos en el Cau d’En Borràs. Los vestigios íberos de Oropesa la Vella y los romanos encontrados en la zona, confirman la fuerte presencia de estas culturas en la ribera mediterránea. Su castillo ha sido conquistado por personajes tan ilustres como el Cid Campeador (1090) o Jaime I (1233). Muchos son los señores que la gobernaron, pero sería Jofré de Thous quien fortigficó el castillo y las murallas y ordenó la construcción de la Torre del Rey, que tomaría su nombre tras la adquisición por parte de la corona, durante el reinado de Felipe II.

Medio Social

La actividad económica principal es el turismo, en todos sus ámbitos, seguida de la agricultura.

Recorrido urbano

 Es interesante el casco antiguo, visitando las ruinas de murallas y el castillo árabe, la ermita Virgen de la Paciencia y la ciudad de los anticuarios. Los paseos marítimos se caracterizan por la longitud de su recorrido y la tranquilidad que ofrecen a los visitantes; se extienden desde el puerto, y a lo largo de la s playas de la Concha y Morro de Gos, pasando por el Cabo de Oropesa; coronado por la torre del Rey y el faro.

Paisaje


Oropesa es un lugar de contrastes: playas extensas y abiertas en el norte, bahías como la de la playa de la Concha y acantilados y calas con pinos en la parte sur como la Renegà. Además, la población linda al norte con el Prat de Cabanes-Torreblanca y al oeste con el Desert de les Palmes; dos parques naturales que brindan al visitante un marco incomparable para practicar senderismo, btt, o cualquier otra actividad en contacto con la naturaleza.