Iglesia El Salvador, lugar que esconde la historia y la cultura del pueblo
#

Iglesia El Salvador


Eslida

De estilo corintio construida sobre una mezquita árabe. La construcción de la iglesia empezó en el siglo XVII (sobre 1608), cuando el Obispo de Tortosa determinó que todos los bienes de las mezquitas se aplicasen a la construcción de nuevos templos para el culto de los recién convertidos cristianos. La construcción es de estilo barroco. La decoración y ornamentación son de estilo rococó, desarrollado a mediados del siglo XVIII. A lo largo del siglo XVII se debió construir un modesto templo que sería modificado en la segunda mitad del siglo XVIII por Jacinto Agustí. La iglesia es de planta basilical de tres naves con capillas entre contrafuertes. La nave central es de vuelta de cañón, con ventanas y lumbreras laterales. De las naves laterales cabe destacar la presencia de cúpulas ciegas, las cuales cierran el espacio entre los contrafuertes y los arcos formeros. La situación de la capilla de la comunión y la sacristía a los lados del presbiterio es la típica de la época.

La ornamentación: destacan con carácter propio las exuberantes y delicadas “rocallas” que descansan encima de los arcos formeros, a los dos lados de la nave central, y también las que enmarcan las ventanas de la cubierta. Podemos encontrar, además, rosetones en la parte interna de la “volta” y de los arcos que la sostienen, como también en los vértices de las lumbreras. La decoración de los capiteles compuestos, que rematan las pilastras de la nave central, continúa con el mismo criterio. Otro detalle ornamental es el “esgrafiado”, que consiste en elementos geométricos encima de las pilastras y en la parte interior de los arcos que conducen a las naves laterales.

También remarcar las aristas de las lumbreras y “voltes d’arista”, recurso típico de mediados del siglo XVIII. La capilla actual de la comunión es de construcción más tardía, en la cuál destaca la cúpula elíptica del 1710. El resto de decoración es de estilo barroco.

 


Datos