# # # # # # # #

Paraje Natural Municipal de la Torrecilla - Puntal de Navarrete


Altura


El Paraje Natural Municipal La Torrecilla-Puntal de Navarrete, con  una superfície de 331,30 ha, se localiza en el término municipal de Altura, en la confluencia con el término de Jérica y Alcublas, provincia de Castellón y fue Declarado como tal,  por Acuerdo del Consell de la Generalitat, en fecha 10 de marzo de 2006.

Desde el punto de vista geológico, la zona de estudio pertenece a la subunidad Calderona-Alto Palancia. Este dominio ocupa la parte meridional de la provincia de Castellón, limitando al sur con el Sector Ibérico Valenciano Septentrional, coincidiendo con la división de la cuenca del Palancia y del Turia.

El Paraje presenta un alto valor ecológico, predominando las masas mixtas de pino laricio, sabina albar y carrasca, con un estrato arbustivo de enebros y sabinas. El carácter singular de la vegetación ha hecho merecedora a la zona, conocida como Puntal de Navarrete, de la figura microrreserva de flora. Las especies prioritarias de la misma son: Centaurea pinae, Juniperus thurifera y Teucrium angustissum; y la unidad de vegetación prioritaria a la que pertenecen: pinares negrales con sabina albar, considerado Hábitat prioritario en la Unión Europea.

Además, en los fondos de barranco, principalmente en el entorno de la rambla de la Torrecilla, aparecen pequeños bosquetes de ribera pertenecientes a la asociación Vinco difformis-Populetum albae, en que aparecen fundamentalmente ejemplares de los géneros Populus y Salix.

Desde el punto de vista paisajístico, el sector del paraje que presenta un mayor interés es la umbría del barranco de la Torrecilla. La diversidad de estratos aflorantes determina un paisaje cárstico caracterizado por elevadas crestas, abruptos barrancos, derrubios, y abrigos naturales, a cuyo pie se presentan las masas de pinar, que en conjunto dan lugar a una elevada calidad paisajística y ambiental.

Por lo que respecta al patrimonio histórico-cultural, el paraje acoge un interesante yacimiento arqueológico de origen ibérico en lo alto del cerro de la Torrecilla, considerado uno de los más importantes del Alto Palancia. Se trata de un poblado cuyos restos corresponden a una concepción defensiva y de control destinado a la protección y vigilancia del cruce de caminos y de las fuentes que afloran a su pie. Se aprecian, igualmente, restos de amurallamientos en las laderas y un canalillo excavado en la roca que llega hasta el poblado desde una pequeña presa levantada en el barranco adyacente.

Además, desde el comienzo de las culturas agropastoriles, la zona ha contemplado el tránsito trashumante de ganado entre el área litoral y el interior montañoso, siendo punto de confluencia de varias vías pecuarias. En la actualidad, estas vías pecuarias son utilizadas para la práctica de diversos deportes de montaña como el senderismo y el cicloturismo, estando su trazado registrado como parte del Sendero de Gran Recorrido GR-10, Europeo E7, que conecta Puçol con Lisboa.


www.agroambient.gva.es